lunes, 15 de octubre de 2012

Mi higo está enamorado


─Nena, ¿qué te ocurre?
─Ay, estoy emocionada, mi higo está enamorado.
─¿Qué dices?
─Sí, hace unos días apareció doña Granada con su gran cuerpo, sus dientes descolocados, sus ojos verdes, un coqueto sombrerito ladeado hacia la derecha y sus labios pintados de rojo carmesí. El higo carnívoro sintió que el corazón se le desbocaba, se le metió el deseo en vena, tembló de pasión y ahora exhiben su amor sin pudor: ella ríe con sonoras carcajadas cada vez que el abre y cierra la boca y él solo piensa en comérsela a bocados.
─Nena, cada día estás peor.
─Ay, Fifí, qué bonito es el amor.



1 comentario:

  1. Muy buen artículo, qué bonito es el amor, jejeje. Saludos.

    ResponderEliminar